Seleccionar página

Gracias a la iniciativa de amigos, familiares y miembros de la comunidad, se rindió homenaje a Osvaldo Hugo Posse al cumplirse 10 años de su fallecimiento.

En un acto simbólico de todo lo que hizo por el crecimiento de San Isidro, se colocó una placa de reconocimiento a su labor por el crecimiento y funcionamiento del Campo Municipal de Deportes N° 1, para el que tanto trabajó durante años.

Nació en 1939 y empezó a militar políticamente a los 15 años en la Unión Cívica Radical, siguiendo los pasos de su hermano mayor del que fue su más cercano colaborador desde su primera intendencia en 1958 hasta 1962 y de las siguientes desde 1983 hasta 1999.

En 1962 fue electo concejal y Presidente del Honorable Concejo Deliberante. En la década del 70, fue diputado provincial y con la vuelta de la democracia en 1983, el voto de los sanisidrenses lo llevó a ser diputado nacional. Desde el año 2000, hasta su fallecimiento, fue asesor Ad Honorem del intendente Gustavo Posse.

Desde muy joven comenzó a desarrollar un Plan Maestro para el desarrollo del municipio, por el cual trabajó a lo largo de prácticamente toda su vida.

Lograr grandes desagües, obras de infraestructura, programas para todas las edades y el crecimiento urbanístico de cada localidad, formaron parte de los proyectos a los que dio forma desde las responsabilidades que tuvo como político, legislador y hombre ejecutivo.

Tuvo una sólida formación desarrollista, fue consejero y asesor de distintos intendentes, tanto a nivel provincial como nacional. Militó en la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), en el Movimiento Integración y Desarrollo (MID) y en el Radicalismo, siendo elegido presidente de este partido en San Isidro durante varios períodos.

Su valoración de la política como herramienta de cambio lo hizo llevar adelante un trabajo único de formación de dirigentes y de militantes con principios y compromiso social. Y como estratega, tomó a su cargo infinidad de campañas, con el fin de poder cumplir desde el gobierno todas las promesas electorales.

Abogado, hombre directo, brillante, de pocas palabras y con convicciones fuertes, fue referente de todos y querido por los que lo conocieron bien.