Seleccionar página

Se refirió a la actual situación económica, que calificó de “difícil”, y remarcó la importancia de la presencia del Estado municipal para estar cerca siempre, sobre todo “de los que más lo necesitan”.

El intendente destacó la magnitud de las obras “sin precedentes” que llevó adelante el gobierno municipal con fondos propios o mediante acuerdos con Provincia y Nación.

En distintos momentos de su discurso, el intendente habló de “estar cerca” y “brindar servicios” más allá del ABL, y enumeró el cumplimiento de distintos objetivos de 2018, como la realización de los túneles en La Calandria, Villa Adelina, y en Sarratea, en Boulogne, que se suman a los inaugurados anteriormente: el de Florencio Varela y el de España en la localidad de Beccar.  De esta manera, San Isidro se convirtió en el municipio con más túneles de la Provincia de Buenos Aires. Posse afirmó que durante este año se construirán dos túneles más: uno en la calle Brown y otro en la calle Drago.

El repaso de obras incluyó el ensanchamiento y mejoras de las calles Uruguay, Paraná y Sarratea; el muelle público para la salida de lanchas en Roque Sáenz Peña y el río, la ampliación del Hospital Materno Infantil, el plan de reparación y construcción de 28.000 metros cuadrados de veredas; la incorporación de rampas y sendas peatonales; la construcción de nuevos reservorios; un plan integral de bacheo, repavimentación y reparación de adoquinado en todo el distrito, entre otras obras.

En su mensaje, llamó a poner el interés de los vecinos por sobre los intereses partidarios.